3 y 6 cuotas sin interés! 🔥 | ENVÍOS GRATIS a TODO EL PAÍS 📦 🚀

Una cabeza calva también necesita cuidados ¡Descubrilos acá!

Poco a poco comienza a quedar atrás el body shaming, y son más los hombres que se apropian con orgullo de sus calvas. Después de todo la calvicie no tiene nada de malo, y para muchos es sinónimo de ser un sex symbol. Pero para llegar a eso, debes preocuparte de tu calva, y es no basta sólo con afeitarla. Así que toma nota que acá te traemos como siempre, grandes consejos.

1.- Lavado y acondicionado diario.

Con o sin cabello tus glándulas sebáceas continúan generando grasa, y en caso de exceso tendrás que controlar, de lo contrario tu calva será una especie de bola disco brillando por la calle. Es muy importante que laves tu cabello con un shampoo suave y con acción hidratante, de lo contrario podes favorecer la descamación y aparecerá la tan molesta caspa. Para complementar tu rutina de lavado, no te olvides del acondicionador.
Si no sabes qué productos usar, te recomendamos estos: Shampoo Cabello Clásico Sir Fausto y Shampoo Tratamiento Grasa


2.- Exfoliar.

Así como la piel de tu rostro necesita del skincare para desprenderse de las células muertas, tu calva también.

Al igual que tu cara, una cabeza calva necesita que sus células muertas se renueven de vez en cuando. Se recomienda hacerlo, al menos, una vez a la semana para mantener limpios los poros y oxigenada la piel de la cabeza. Ideal si lo haces antes de lavar tu cabeza, y utilizas las yemas de tus dedos para darte un buen masaje craneal. 

3.- Hidratá.

Al estar sin el cabello, nuestra piel queda expuesta a todos los factores externos, y por ende más propensa a experimentar la descamación. Para evitar problemas,  mantenela fuerte y suave con hidratante.

4.- Aplicá protector solar (durante todo el año).

Así como la piel es una barrera de protección para nuestro cuerpo, el cabello también nos protege, por ejemplo del sol,  y ahora que no está es importante que en tu calva no falte el protector solar, para evitar irritaciones, quemaduras y dolores de cabeza. También al bloqueador, puedes sumar un gorro o sombrero, otro de los accesorios básicos que deberás incluir en tu armario, especialmente en invierno cuando el frío te juegue una mala pasada o cuando en verano sientas que el calor escurre tu protector solar.